• Celia Casanova

Abel Serbouti

Actualizado: 3 ene 2019



Abel Serbouti es el actor que ha tenido la suerte de formar parte del elenco de la película Ana de Día, largometraje que tras mucho esfuerzo, consiguió estrenarse y que, ha alcanzado la nominación de su directora en los Goya en la categoría de Mejor Dirección Novel.

Abel es un actor árabe y que a pesar de tener poca experiencia, ya ésta es su segunda participación en un proyecto que ha tenido un considerable éxito. Él tiene muchas ganas de comerse el mundo, aunque, como él piensa, "siempre nos dan los mismos papeles".


- ¿Cómo ha sido participar en la película Ana de Día?

Ha sido una experiencia muy buena porque era en algo en lo que yo me sentía identificado, puesto que, últimamente pasaba por una situación casi igual y era algo parecido a lo que vivía en la vida real.


- Antes de que te ofrecieran este papel ¿pensaste en hacer algo así?

Hacer un papel así no porque a mi siempre me ha gustado interpretar algo diferente que no sea hacer de mi mismo. A nosotros los árabes nos tienen encasillados, ya que, hacemos lo mismo siempre, no salimos de ahí, entonces, no estaba pensando en hacer nada parecido. Simplemente me hubiera gustado hacer algo diferente.


- ¿Qué se siente al ser protagonista de trabajos que están teniendo tanto éxito?

Me siento muy bien porque la película ha sido un filme independiente con el que han tenido que pasar por muchos cosas para tener éxito, tampoco han tenido mucha ayuda para poder sacar el proyecto adelante y, aún así, ha tenido su éxito.


- ¿Crees que hay muchos papeles para árabes en España?

No, la verdad es que no. Siempre he pensado que hay muy pocos papeles para nosotros y creo que se deberían hacer muchos más. Los árabes han formado parte de la sociedad española desde hace muchísimos años y creo que nos pueden ofrecer papeles realmente diferentes. Siempre nos dan los mismos papeles: de malos, de terroristas... Tanto en las series americanas como en las películas, los malos que aparecen tienen vida, aquí no. Los malos en España llegan, dicen las frases y se van.


- ¿Qué diferencias crees que hay entre un árabe y un español a la hora de interpretar?

A un español le ofrecen diversidad de personajes y, a un árabe aquí, como he dicho antes, siempre le ofrecen lo mismo.


- ¿Crees que es injusto el trato que tienen con los árabes a la hora de darles los papeles?

Si, es un poco injusto porque nosotros podemos hacer más. Hemos dado mucho a esta sociedad como para tener que estar haciendo siempre los mismo. Entiendo que la sociedad quiera que los árabes interpreten continuamente papeles de malos porque, si le das un papel de bueno a un árabe no llama la atención, no atrae a la audiencia. Hemos tenido siempre esa fama y yo creo que es por eso. Siempre es a raíz de como la sociedad te pinta y ya está. Los rusos hacen de mafiosos y los árabes de terroristas.


- ¿Por qué crees que hay pocos papeles para árabes aquí en España?

Porque es a raíz de como nos ha pintado la sociedad. Cuando hacen una serie y tienen que pedir a un personaje extranjero para que haga de malo, siempre ponen a un árabe. Si ponen a un francés de malo es algo que no llama la atención.


- ¿Cuántos años llevas viviendo aquí en España?

Llevo aquí unos once años y estoy muy a gusto. Me he encontrado con gente realmente maravillosa. Muchos dicen que hay racismo pero a mi alrededor siempre he tenido gente extraordinaria. No tengo ese pensamiento malo.


- ¿No crees que haya racismo en tu profesión?

Yo no lo he vivido. No lo he visto.


- ¿Cómo te acoge la población española en general?

Las personas españolas con la que he estado me han tratado muy bien.


- Nunca has hecho teatro ¿Tienes muchas ganas de embarcarte en un proyecto teatral?

Sí, tengo muchísimas ganas. Siempre he hablado con Olga (Olga Lorente, su representante) de esto y, siempre he tenido muchísimas ganas de hacer uno.


- ¿Qué preferirías hacer: una comedia o un drama?

Si es drama me gustaría mucho pero, aunque no tengo pinta de cómico, ya que, soy más reservado, más tímido, como suelen decirme, creo que puedo hacer un papel de comedia buenísimo. Tengo muchas ideas y cuando me abro y cojo confianza, puedo hacer un papel cómico fácilmente.


- ¿Podrías escribir una obra aparte de ser actor?

Sí, tengo muchísimas ideas lo que pasa es que nunca las logro empezar. La idea siempre está ahí pero nunca llego a desarrollarla, pero si que me gustaría mucho ponerme a escribir.


- ¿Crees que en algún momento empezarás a hacerlo?

Lo veo un poco lejos. Creo que prefiero actuar antes que escribir.


- ¿Crees que hay futuro en los personajes en los que tu puedes aportar como actor?

Viendo como va la situación aquí en España, la verdad es que tengo menos ilusión. Me gustaría poder ver que hacen más papeles para los árabes porque podemos hacer muchísimo más lejos del llegar, matar e irnos. En la película de Ana de Día, sí que es cierto que pensé, que al menos no mataba a nadie.


- Entonces ¿tu papel en Ana de Día ha sido diferente con respecto a los demás papeles?

Claro, porque no mataba ni robaba a nadie.


- ¿Qué le dirías a un director de cine para que contase con actores árabes como tú?

Le diría que nos pueden ofrecer papeles totalmente diferentes. Nosotros también somos capaces de hacer de buenos, de héroes y de personas que salvan el mundo. No solo sabemos hacer daño.


- ¿Cómo ha sido trabajar al mando de la directora Andrea Jaurrieta?

La verdad es que muy bien. Ella es profesora y actriz y me hizo sentir muy cómodo. Me enseñó muchísimo debido a mi poca experiencia en la profesión. Con los actores también estuve muy a gusto.


- ¿Cómo fue trabajar con tus compañeros Ingrid García-Jonsson, Mona Martínez, Fernando Albizu, entre otros?

Con Mona fue con la que más escenas compartí y me ha enseñado mucho y me trató muy bien. Con Fernando ya había trabajado y me parece tanto buen actor, como buena persona. Ingrid también ha sido muy buena aunque, no he tenido escenas concretas con ella. Ellos son muy profesionales en su trabajo y con todos muy bien.

56 visualizaciones0 comentarios